Concurso FormActivo

cabecera_valladolid_newsletter

¿Quieres ganar un viaje con alojamiento a las

I Jornadas FormActivas de profesores de

Valladolid?

¡Participa!

 

Introduce un comentario contándonos una anécdota que te haya pasado en clase con tus estudiantes de español por algún malentendido cultural o alguna confusión léxica, gramatical, pragmática… La anécdota más divertida, sorprendente o curiosa… será la ganadora.

Premio

El premio del concurso estará dotado con:

  • un viaje de ida y vuelta* a Valladolid en las fechas del evento;
  • la matrícula a las I Jornadas FormActivas de Profesores;
  • el alojamiento en Residencia Universitaria (habitación individual);
  • las comidas que se ofrecen en las Jornadas.

*El premio no incluye el viaje para aquellos profesores que se encuentren fuera de la Unión Europea.

Bases del Concurso

El plazo para participar finalizará el 12 de mayo a las 12.00 h (hora de España peninsular).

El premio no incluye el viaje para aquellos profesores que se encuentren fuera de la Unión Europea. Se puede consultar el listado de países miembros de la Unión Europea aquí.

La intención de este concurso es compartir con otros profesores anécdotas y situaciones graciosas que hayan podido suceder en clase de ELE. La entidad organizadora (Editorial Edinumen) se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que resulten ofensivos, atenten al honor de terceros o que no se sometan a estas bases.

La selección de la mejor anécdota la llevará a cabo un jurado compuesto por distintos profesionales de ELE elegidos por la entidad organizadora. El jurado será imparcial y su resolución será inapelable.

El fallo del jurado se dará a conocer el 16 de mayo. La entidad organizadora se pondrá en contacto con la persona ganadora a través del correo electrónico facilitado en al hacer su comentario. En caso de no poder contactar con ella en el transcurso de los siguientes tres días a la resolución del concurso, el jurado podrá designar otra anécdota como ganadora.

El incumplimiento de alguna de las bases dará lugar a la exclusión de cualquier participante del presente concurso.  En caso de existir dudas o discrepancias en la interpretación de alguna de las bases, la entidad organizadora realizará una interpretación atendiendo al espíritu y finalidad para la cual se ha creado el presente concurso. Cualquier imprevisto que no esté establecido en las bases será interpretado y resuelto única y exclusivamente por la organización.

La entidad organizadora se reserva el derecho de modificar las presentes bases una vez comenzado el Concurso.

La participación está abierta a todos los profesores o profesionales de ELE que lo deseen, excepto para aquellos que participen directamente en la organización del concurso.

Editorial Edinumen

Edinumen es una editorial especializada en la edición de libros y materiales para el aprendizaje y enseñanza del español como lengua extranjera (ELE) y como segunda lengua. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector y más de 300 materiales didácticos editados. Gracias a su alto grado de especialización, su capacidad para crear productos innovadores y el reconocimiento de la comunidad docente como editorial de materiales de valor para la enseñanza del español, Edinumen es en la actualidad una de las editoriales de referencia del sector a nivel mundial.

27 comentarios en “Concurso FormActivo

  1. Vivo y trabajo en el Reino Unido desde hace 8 años y ya conocéis lo políticamente correctos que son en este país con respecto a las diferencias culturales, raciales, etc. Pues después de las vacaciones de Semana Santa pregunté a mis estudiantes si habían viajado a España, dónde habían ido y cómo lo habían pasado. Una de ellas me dijo que había ido a una ciudad española y que lo había pasado pasado fatal con las procesiones de mierda. Se hizo un silencio sepulcral y yo me quedé un poco blanca, la verdad. Esta alumna en particular es muy directa, pero el comentario me pareció fuera de lugar incluso a mí. Así que le pregunté, ¿mierda? y ella poniéndose como un tomate dijo “miedo, miedo” lo pasé fatal porque las procesiones me daban miedo, por los hombres con las máscaras (penitentes). Cuando se dio cuenta de lo que había dicho no podíamos parar de reírnos y ahora ya podéis imaginaros lo que pienso cada vez que alguien dice algo sobre procesiones…

  2. Trabajé unos nueve años en una escuela en Boquete, que es un pequeño valle que por aquellos años comenzaba a llamar la atención de los turistas. Cuando comencé a enseñar español como lengua extranjera, hace unos diez años, no tenía mucha experiencia escuchando o hablando inglés, así que me costaba identificar palabras o acceder a ellas fácilmente cuando un estudiante recurría a ellas por desconocer el equivalente en español (tenía mi listita de cognados, pero no contaba con este). Un día, conversaba con un estudiante intermedio sobre la escalada en roca y él me decía que muchas veces las personas experimentadas en algo son muy extremas (en realidad quiso decir confiadas, pienso) y que en su país “cierto escalador famoso” acostumbraba escalar “sin ropa” hasta que un día se cayó y murió… Yo, que vengo de un lugar muy tradicional y que no había tenido la oportunidad de conocer mucho de otras culturas o países; y pese a que entonces me llamaba la atención la excentricidad de muchos estudiantes extranjeros, mantuve una cara de asombro unos segundos imaginando aquello y dije ¿Sin ropa? y él me dijo con rostro muy serio: “Sí, sin ropa” -!Qué barbaridad! pensé, pero ¿Por qué no? he visto aquí cosas que nunca vería en mi pueblito. Así que, una vez superado mi asombro, seguimos hablando, pero tan pronto pude, le conté a una amiga extranjera que hablaba español como una nativa. La pobre se doblaba de la risa, yo no entendía la hilaridad del asunto, para mí en realidad era: !Qué vergüenza andar escalando con todo al aire! !Pobre de algún espectador que desde abajo visualizara aquello! Entonces, ella finalmente me aclaró lo que ustedes ya habrán deducido. En inglés “rope”, en español “cuerda” Desde entonces valoro más, no sólo aprender semántica o gramática de la lengua de mis estudiantes, sino buscar en lo posible, usarla, escucharla y ponerla en práctica (pero no con mis estudiantes) para entenderlos mejor, predecir y proponer soluciones a sus confusiones.

  3. Soy profesora de español en una escuela secundaria en Italia. Un día en una clase estábamos repasando el léxico de la mesa a través de imágenes, y una chica tenía que describir la foto de una pareja que estaba cenando en un restaurante muy íntimo y elegante. En la mesa había un mantel blanco, un pequeño jarrón con flores y… un cirio… que, por supuesto, era una vela. Nos reímos mucho, pensando que así parecía más un altar que una mesa romántica.

  4. Lo que tiene repetir y no aprender con profesores un idioma me ocurrió a mí siendo profesora de español en Rio de Janeiro. Aquí todo el mundo utiliza lo que yo no sabía que era una expresión “frio do caralho” Por su similitud con el español, caralho=carajo supuse que era como decir “mucho frío”, “un frío de perros” o “un frío que pela” así que utilicé en mi clase esa frase de “faz um frio do caralho”: hace un frío del carajo, siendo que en portugués es el miembro sexual masculino ese caralho… Ups!! Jajaja 😉

  5. ¡Hola a todos!
    Yo soy profesora de español en un instituto de secundaria en Francia, en región parisina.

    Una vez, a principio de curso, un alumno estaba presentándose y de repente dice:- “Tengo dieciséis anos ”
    – ¿ Dieciséis anos?-le dije-
    -” Sí sí profesora, aquí tenemos todos dieciséis o diecisiete anos” – dijo todo serio como quien sabe perfectamente de lo que está hablando…-
    Yo empecé a reirme por dentro , y le dije :- “¿Sabes que eso, si te fijas bien en tu frase, no puede ser físicamente posible?”
    Todos se quedaron extrañados porque no sabían a lo que me refería…Entonces fui a la pizarra y empecé a hacer garabatos (porque yo en el Pictionary nunca he sido muy buena..) y dibujé dos monigotes, uno con la Ñ al lado y otro con la N. El que tenía la Ñ estaba contento y tenía en la mano una tarta con una velita con el número 16. Debajo escribí AÑOS .
    El monigote de la N estaba triste y en posición de estar en el wc…Hice una flecha que indicaba dónde estarían los supuestos 16 anos…y escribí ANOS…
    Los alumnos ( y sobre todo el alumno en cuestión todo rojo) al verlo escrito y con la explícita descripción, se miraron y todos empezamos a reír sin parar…

    La verdad es que ese momento fue muy muy divertido y una genial manera de romper el hielo al comenzar el curso. Ni que decir tiene que a esos alumnos les quedó clara la diferencia entre la N y nuestra poderosa Ñ.

  6. Hace unos años tuve una alumna china que era muy directa y expresiva… Le encantaba buscar palabras en el diccionario y las utilizaba muchas veces de una forma… uffff.
    Estaba en el nivel A2 y como es lógico no sabía explicar muchas cosas, pero ella lo intentaba y se pasaba de gráfica.
    Un día me dijo: Cruz ¿Puedo ir a cagar? 🙂 Me quedé blanca… los otros preguntaron que qué había dicho. Ella repitió y yo les dije que quería ir al baño. Le expliqué que cuando íbamos al baño no especificábamos qué hacíamos. Otro día me dijo que no había podido venir a clase porque tenía sangre en el culo, obviamente tenía la regla. Fue muy divertido tenerla en clase, sus compañeros se partían de risa con ella.

  7. Una vez, teniendo clase particular con un alumno, estábamos hablando de diverso vocabulario en relación a un texto de animales. Cuando salió el tema de los perros, le pregunté que dónde llevaban el collar, y me contestó todo seguro emocionado: “¡¡¡en el culo!!!!!!!”” Obviamente, quería decir en el cuello, y me dio la risa y apenás podía parar para decirle que era “en el cuello””! Cuando se lo conseguí decir nos reímos los 2. Nunca me río cuando un alumno comete un error, pero en este caso me hizo tanta gracia la situación que no pude evitarlo 😉

  8. ¡Hola a todos! Yo quisiera contar una anécdota que me sucedió cuando trabajaba de profesora de español en un colegio en Reino Unido. En esta ocasión, se trataba de una actividad para conocer y practicar el léxico de los deportes. Los alumnos cogían un papelito donde venía escrito un deporte y tenían que describirlo, con el obejtivo de conseguir que sus compañeros adivinaran lo que estaba escrito. A un cierto punto, a un alumno le tocó “carreras de caballos” y como clave para conseguir adivinar de qué deporte se trataba dijo: “es una competición que se llevaba a cabo montado en un animal que tiene cuatro jamones”. Obviamente, el estudiante asoció la famosa pata de jamón española con la pata de los animales, ¡el léxico no sé…pero la buena gastronomía española sí que la conocía!

  9. Durante un examen con alumnos de 12-13 años en Francia una niña me preguntó que cómo se dice “avec” en español. Yo le dije que era una palabra que habíamos visto en clase y que no podía darle la respuesta, pero que le daba una pista: “avec” en español es una palabrota en francés (con= gilipollas).

    A la niña se le iluminó la cara y soltó en voz alta: “Ah, oui… PUTE!!!!”, creo que no hace falta que traduzca.

  10. Desde el principio en clase voy introduciendo más y más español en el día a día del aula. A veces digo algunas frases en español por costumbre. Son de esas frases que dices y que si alguien te pregunta… ni te has dado cuenta que las has dicho (por suerte no digo palabrotas -automáticas- nunca!).

    Una que suelo decir según los estudiantes es la pregunta -¿está claro? Cuando necesito saber si los estudiantes entienden lo que está pasando en la clase o si han apuntado bien tareas o fechas de exámenes, automáticamente, sin pensarlo mucho, pregunto…. ¿Está claro? Y seguimos si no hay caras de pregunta… Bueno, resulta que este año hablando en una clase avanzada de expresiones coloquiales en su lengua y en la mía, salieron a relucir varias de estas palabras y frases en inglés y en español que la gente dice sin pensar, como coletillas expresivas. Ellos me preguntaron que por qué muchas veces les decía, ¿teclado? es decir, keyboard en inglés…. Yo no entendía que me estaban diciendo. Keyboard?, ¿Teclado?. ¡Yo no les había dicho eso! Ellos se miraron asombrados y me dijeron que yo lo decía muchísimo y que nadie había preguntado antes porque no impedía seguir la clase. Escribí la palabra -teclado- en la pizarra, la miré y la remiré. Nada. Entonces uno de los estudiantes puso la palabra en el contexto en que ellos la escuchaban de mí…. ¡Claro! Y empecé a reírme…. Ellos entendían -teclado- keyboard…. mientras yo les preguntaba -¿está claro? Ahora es la broma entre mis estudiantes. En el pasillo a veces me paran y me preguntan, -¿teclado? Y hay otras. ¡Es divertido cuando hay confianza en la clase y podemos hablar de los idiomas y las confusiones y situaciones jocosas que se pueden dar! Idiomas o… idioms?!

  11. Hola!
    Os comento el malentendido lingüístico acontecido en una de mis clases. Resulta que hace años yo tenía una muletilla para indicar aprobación a los alumnos después de realizar una tarea y les decía: “¡ESO ES!”
    Bien, pues una ocasión con un grupo de alumnos de nivel A1 después de dos sesiones de curso un alumno me preguntó con curiosidad: “Profesora, ¿por qué siempre dices ESO ES? ¿cómo se escribe?”
    Lo escribí en la pizarra y todos empezaron a reirse porque creían entender que yo pedía auxilio
    S.O.S! jajajajajaja por ESO ES.

    Un saludo

    1. ¡Hola Rosa!
      Que buena anécdota… me he reído muchísimo imaginándome a tus alumnos pensando, ¿por qué pide auxilio? ¿qué extraña esta maestra? Jajaja

  12. Hola!!! Soy Gema, sevillana y profesora de Lengua, literatura y ELE.
    Me han pasado muchas anécdotas en clase, pero quizás la más divertida fue en una clase en la universidad en Ecuador.
    Uno de mis objetivos es aprender los nombres de mis alumnos en los primeros días de clase, pero el nombre de una de mis alumnas nunca conseguía recordarlo, así que decidí apuntármelo en la mano, así cuando la nombrara, solo tenía que mirarla y ya lo recordaba.
    Pues bien, empezó el turno de preguntas y respuesta en clase y de repente digo, mirándome la mano: “Yajita, tú que piensas sobre…?”
    Y todos mis alumnos se ríen y me dicen: “Profe, tienes una “POLLA” en la mano”.
    Wauuu!!! casi me caigo al escuchar eso de todos a la vez.
    Me dio por reírme al pensar qué dirían mis amigos si les dijera que estoy en clase con una “polla” en la mano,,je,je,je,je.
    Tras esos segundos de risa interna, les expliqué el significado que tiene “polla” en España y ellos, por supuesto, me comentaron que dicen “polla” para referirse a “chuleta”, algo que escribes para recordar.
    Así que todos aprendimos mucho ese día, sobre todo a tener mucho cuidado de emplear la palabra adecuada en el lugar adecuado.
    Gracias por leerme!!! suerte a tod@s!!!

  13. Uno de mis alumnos tenía que preparar y presentar el tema relacionado con casa. Entre otras cosas, preparó tarjetas con imágenes de varios muebles. Presentado una de las fotos explicó que era una cómoda y tenía….. cojones (en vez de cajones). Luego les pidió a los chicos que repitieran la palabra varias veces para recordarla mejor. Inconscientemente los chicos aprendieron la primera palabrota.

  14. La peor metedura de pata de mi vida fue una vez que, deprisa y corriendo, les entregué una fotocopia a mis alumnos (todos franceses y adolescentes) para hablar de los “falsos amigos”. El problema está en que el procesador me jugó una mala pasada… y cambió “falsos” por “falos”. Siempre hay algún despiadado con un diccionario a mano… y claro… A un adolescente le das la palabra “falo”, y el circo está montado. Yo estaba tan tranquilo comentando las expresiones cuando empezó el alboroto. Al enterarme, puse la mejor sonrisa, “secuestré” las copias que había repartido, y les corté la parte superior. “Bueno, aunque es doloroso, es mejor cortar el “falo” y seguir la clase, ¿no?”.

  15. Un dia les pregunté a mis alumnos lo que hacian el dia de su cumpleaños.
    Uno me dijo. Yo siempre como gato.
    Hay que saber que la segunda lengua de mis alumnos es el francés y gateau (misma pronunciacion) en francés significa pastel. Menuda risa claro !

  16. ¡A CUIDARSE LOS DIENTES!

    ¡¿Qué si tengo una anécdota! ¡Uffff! Hay muchísimas y muchas de las que he vivido y de las que más me he reído en clase, tienen que ver con el uso inadecuado de ciertas palabras. Lo que sí puedo decir de antemano es que luego de estas situaciones, los alumnos no olvidarán jamás el uso correcto de la palabra que debieron haber usado en un determinado contexto.
    Hace poco estaba trabajando con un grupo de A1 el tema de la rutina diaria y, como es usual, analizamos y trabajamos los verbos reflexivos. Era la primera clase sobre el tema, así que el vocabulario todavía estaba muy fresquito y daba pie para muchas confusiones. Se habían presentado los verbos “levantarse” y “lavarse”. Si nos fijamos los dos verbos empiezan con la misma letra y comparten otras muchas. La situacion ocurrió cuando yo le pregunté a mi alumno: “Y tú, ¿qué haces por las mañanas? (él tenía enfrente algunas imágenes con el vocabulario) y responde con una seguridad inesperada: “Por las mañanas yo me levanto los dientes”. En ese momento mi primer pensamiento fue (teniendo en cuenta que el alumno tiene unos 50 años): “Tan joven y ya con dentadura postiza”. Rápidamente reaccioné y con una incognita en la cara hice un movimiento en el que levantaba mis dientes con mis manos y hacía como si los estuviera sacando de mi boca. No sé si fue lo mejor en el momento, pero fue lo único que se me ocurrió para tratar de aclarar la situación. Los otros alumnos, que ya habían entendido la confusión, empezaron a reírse agitadamente y decían en alemán: “¿Pero tú ya te sacas los dientes por la mañana?. No eres tan viejo.” En ese momento el alumno comprendió que había usado el verbo equivocado y lo corrigió: “Por las mañanas me lavo los dientes”. Todos quedamos felices y sonrientes y, sobre todo, alegres de haber evitado una visita más al dentista.

  17. Recuerdo que cuando empecé a trabajar mis primeros alumnos de Brasil, siempre me decían: Que “engraçada” (en español se pronuncia engrasada) mi profesora… Yo me quedaba pensando, bueno estoy un poco subida de peso pero no para que me lo digan así… 🙁
    Luego comprendí que lo que me querían decir que era: que soy muy graciosa.
    Ay Falsos amigos… haciendo de las suyas una vez más.

  18. Trabajo en un colegio de primaria en Inglaterra. Tengo una anécdota graciosa de algo que ocurrió la semana pasada. Durante la primera parte de la lección introduje algunos conectores incluyendo ‘pero’ y me llamó la atención que algunos se rieron cuando les dí el equivalente en inglés. Más tarde entendería que lo que los hizo reir fue mi pronunciación incorrecta de la palabra ‘but’.
    Estabamos en los últimos diez minutos de la lección, en una plenaria en la que los chicos en grupo tenían que usar el cuerpo para hacer un ‘freeze frame’ mostrando oraciones sobre las asignaturas que les gustan y las que no. El resto de la clase debía interpretar y decir la oración en español. Pasa un grupo al frente del aula.
    La primera chica hace un gesto con los pulgares hacia arriba para indicar la primera palabra (adoro), la segunda muestra con las manos encima de los hombros y los pulgares apuntando a la espalda para mostrar el pasado (la historia). Como deseaban mostrar el uso del conector ‘pero’ para contrastar la primera parte de la oración (Adoro la historia) con la segunda (no me gusta la educación física) la tercera chica se paró de espaldas a la clase con las rodillas un poco dobladas y sacando el trasero (‘butt’) para que los compañeros interpretaran la palabra ‘but’. No hace falta decir que la clase interpretó la oración de inmediato, y en medio de mucha risa.
    Buena suerte a todos.

  19. ¡Hola a tod@s!Trabajo en Italia y, a veces, la cercanía del idioma crea situaciones divertidas. Hace algunos años, en una excursión por el norte de España, una alumna italiana pidió un chocolate caldo. Evidentemente, el camarero le trajo una taza de chocolate y otra con caldo. Y es que la palabra ¨caliente¨ó ¨calor¨(caldo) viene con frecuencia mal usada por estudiantes. Muchas veces, cuando llega la primevera o el verano, repiten sin cesar ¨estoy caliente¨(por ¨tener calor¨) sin darse cuenta de las connotaciones sexuales de dicha afirmación 😉

  20. Hola:

    Me llamo Carlos y hace un par de años enseñé español en la Università degli Studi di Milano como parte de unas Prácticas Erasmus. Mi anécdota es la siguiente: un día organicé una actividad oral improvisada en la que pedí a mis estudiantes de nivel básico que primero elaboraran una pequeña redacción sobre las ventajas y desventajas que implica vivir en la ciudad y en el campo y posteriormente que cada uno la leyera en alto. Un estudiante buscó por sí mismo las palabras “gallo” y “pollo” y en Google Translator y durante su lectura en voz alta dijo tranquilamente: “En las ciudades hay demasiado ruido de coches pero en el campo tenemos los ruidos de la polla.” Mi reacción fue lógicamente de inmensa sorpresa. De hecho, no sabía si explicarle el significado de esa palabra o simplemente corregir el error sin darle importancia. Al final, decidí explicarle que evitara utilizar ciertas herramientas de traducción automática poco fiables.

    Un cordial saludo,

    Carlos

  21. En Asturias el jueves anterior al Martes de Carnaval se celebran las Comadres y esa noche salen solo las mujeres a cenar y bailar (a veces a ver espectáculos eróticos).
    Recuerdo un año en el que estábamos subiendo para clase en el ascensor dos estudiantes (una inglesa y una japonesa), otra profesora y yo. Por cortesía, les preguntamos “¿Qué tal?” y la estudiante inglesa nos dijo toda seria “Estoy muy excitada, esta noche salgo a comadrear”. A la otra profesora se le salieron los ojos de la órbita y a mí al ver su cara me dio un ataque de risa sin poder explicarle nada a mi alumna; fue la chica japonesa la que le explicó que lo que quería decir es que estaba nerviosa, la pobre se puso roja como un tomate y no sabía dónde meterse. Menos mal que se abrieron las puertas del ascensor y nos fuimos cada una para su clase.

  22. Hola,
    Yo trabajo en Malta y me pasó una cosa graciosa con mis alumnos adolescentes.Hablando sobre las rutinas diarias muchos de ellos me comentaban que los lunes y miércoles iban al “Museo” y yo pensaba… pues qué bien que estos chavales van tanto al Museo, qué interés por el arte tienen…y ya una vez hablando sobre esto me dijeron que “Museo” en maltés se refiere a la “Catequesis” y entonces ya lo entendí todo.
    Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *