XVIII Encuentro Práctico ELE Madrid

Autora del resumen: Elena Prieto (@ELEelenap)
Profesora online de ELE, fundadora de tuescueladeespanol.es

DATTA5rXsAA217d

Los días 19 y 20 de mayo tuve la oportunidad de asistir a mi primer Encuentro Práctico ELE en Madrid, el décimo octavo organizado por la Editorial Edinumen y por International House Madrid. Esperaba esta cita con muchas ganas y no me decepcionó, aunque se me hizo corta. Me quedé con ganas de escuchar más ponencias, asistir a más talleres y, sobre todo, de conocer a más profesores de ELE y de intercambiar experiencias con ellos.

El encuentro empezó con un tema de moda: la gramática cognitiva, que tiene “muchas fortalezas”, pero también “una cara oculta”, como nos explicó Juan Manuel Real Espinosa. Ante un público muy atento, Real Espinosa aseguró que “lo que no puedes hacer es que la clase se base exclusivamente en gramática, pero tampoco hay que descuidar la atención a la forma” porque ayuda al aprendizaje. A este respecto, destacó todo lo que puede aportar la gramática cognitiva, como el uso de imágenes lingüísticas para ejemplificar diferencias entre tiempos verbales, la inclusión de los contextos de los alumnos en las actividades o la creación de categorías lingüísticas mucho más abiertas y flexibles, pero nos invitó a ser críticos, pensando si a nuestros alumnos “les interesa la gramática o no” y “ajustando” nuestro proceder didáctico a ellos.

A continuación, Javier Fruns y Francisco Javier López Tapia nos explicaron cómo se califica la prueba de expresión e interacción escritas del examen DELE A2, el más demandado en la actualidad, porque es el que se exige para obtener la nacionalidad española. Indicaron que, como todas las pruebas subjetivas de los DELE, se califica con escalas, en este caso organizadas en tres categorías: holística o general, adecuación y coherencia, y corrección y alcance. Y nos dieron unos consejos muy útiles para ayudar a los alumnos que están preparando este examen: usar modelos reales de examen, proponer actividades previas a la escritura, escribir siempre reproduciendo las condiciones reales del examen y ofrecerles retroalimentación usando siempre las escalas como base.

La primera jornada del XVIII Encuentro Práctico ELE Madrid 2017 concluyó con un animado coloquio sobre las ventajas y desventajas del uso de la lengua materna en clase de ELE, moderado por Aarón Pérez y en el que hubo una gran participación. Algunos asistentes estaban en contra de usarla y otros eran más favorables, pero la estrella del coloquio fue el “depende” ya que, como todos sabemos, en la enseñanza de una lengua pocas cosas son blancas o negras, hay una enorme gama de grises.

El segundo día comenzó con Ana Blanco defendiendo la enseñanza integrada de la lengua extranjera y de los contenidos escolares para los alumnos de Primaria y Secundaria. Blanco nos invitó a reflexionar sobre lo poco apropiadas que son muchas tareas que se proponen a los adolescentes y apostó por usar el español en tareas académicas relacionadas con otras asignaturas porque esa es su “vida real”. Como ejemplo de integración de la lengua con otras materias, planteó pedir a los alumnos que escriban un microrrelato y le pongan música o que elaboren un corto de animación sobre un tema de ciencia.

A continuación, Ceri Jones nos habló de las casi infinitas posibilidades que nos ofrecen los móviles para trabajar con ellos en el aula, pero sin olvidarnos de que lo importante es “la lengua”. Jones nos puso ejemplos muy interesantes de tareas que podemos hacer con nuestros alumnos usando herramientas sin conexión a Internet (galería y cámara de fotos, grabaciones de audio y de vídeo…) y con ella (Google, Instagram, WhatsApp, Google Docs, Edmodo, Kahoot, Quizlet…). Algunas de las ideas que más me gustaron fueron el uso de fotos de detalles o de sombras para pedir a los alumnos que imaginen el resto de la escena o que hagan preguntas sobre ella, o plantearles que hagan una pequeña grabación en vídeo ilustrando un verbo que hayan elegido.

La mañana se cerró con la presentación de las novedades editoriales de Edinumen, con sus soluciones 360º que permiten combinar los libros en papel con múltiples herramientas y contenidos digitales para que cada profesor elija lo que crea más adecuado para sus alumnos. Una de las herramientas más interesantes es Hablamos, el campus digital del español, un curso con 120 pequeñas lecciones interactivas y una plataforma e-learning, que se puede utilizar tanto en la enseñanza presencial como en la online porque es adaptable a cualquier programación.

Y, después de reponer fuerzas con la comida, llegó para mí el momento más duro del Encuentro Práctico ELE: elegir cuatro talleres ‘directo al aula’ de entre las 18 propuestas que había. Aunque me quedé con muchas ganas de ver varios talleres, tuve la suerte de que los cuatro a los que asistí me parecieron muy interesantes y de todos ellos salí con ideas para mis clases.

Isabel Ibarra García nos ofreció un montón de recursos e ideas para las clases individuales de ELE, un área que no se suele tratar mucho en este tipo de eventos y a la que, sin embargo, nos dedicamos muchos profesores. Entre otros, nos animó a crear de forma conjunta con el alumno un programa personalizado con unos objetivos fijados, a tener siempre a mano un poco de todo, a usar tarjetas y cuadros gramaticales, a utilizar material real y a ser creativos.

Por su parte, Sonia Eusebio nos propuso varias tareas muy entretenidas para trabajar la interacción oral en clase (concursos, diálogos y dramatizaciones, discusiones, cuestionarios, rompecabezas, ordenar…), incidiendo en que deben estar bien preparadas y planificadas, dando al alumno la información y el tiempo suficiente para que puedan llevarlas a cabo.

Y Ainoa Polo nos mostró varias actividades prácticas y muy divertidas para desarrollar la escritura creativa en nuestras clases, usando botes con recuerdos, sueños o ideas; tarjetas para contar cuentos o juegos de ‘comprar palabras’, sin olvidar el ‘spray inspirador’.

Finalmente, Sara del Valle Revuelta nos propuso una actividad muy sencilla basada en Facebook para ayudar a los alumnos a comprender el uso de los pronombres de objeto directo e indirecto de forma inductiva y sin necesidad de complejas explicaciones gramaticales.

Y, tras un día y medio de lo más intenso, el Encuentro Práctico ELE Madrid 2017 llegó a su fin y tocó despedirse de los compañeros, con un poco de pena, pero con la mochila cargada de nuevas ideas para mis clases. ¡Muchas gracias a todos los que habéis compartido conmigo vuestros conocimientos y experiencias!

¡Nos vemos el próximo año!

 

¿Qué opinan nuestros profELEs asistentes? Aquí tienes un vídeo recopilatorio.

 

Un comentario en “XVIII Encuentro Práctico ELE Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *